6 dic. 2011

Oliver Tate es un joven de 15 años de la Swansea (Reino Unido) de 1986, algo pretencioso y un en parte marginado social, que sufre los constantes abusos de sus compañeros.

Aparece en escena Jordana, una compañera de clase por la que se siente atraído, con la que intenta demostrar que su heterosexualidad para que cesen los abusos por parte de sus compañeros, y aunque los abusos se siguen produciendo, Jordana y Olivero comienzan a gustarse, y con esta relación poco a poco la felicidad de ambos se va desarrollando, y se representa en la película como una luz, algo distinto, en la monotonía de sus vidas.

Dicha monotonía se refleja en sus padres, sobre todo los de Oliver, a quienes hace ya tiempo se les apago la llama de su matrimonio, llevan vidas rutinarias, sin sorpresas, ambos tienen trabajos que no les gustan ni motivan, la relación entre ellos es simplemente monótona, incluso el sexo es inexistente. Estas escenas se desarrollan en ambientes grises, sobre todo la casa de la familia, inusualmente grande y vacía, de colores tristes y apagados, que transmiten al espectador esa sensación deprimente que produciría la vida allí.
Esta situación, conjunto a la aparición de un de un nuevo vecino que resulta ser un exnovio (Graham) de su madre (Jill)
Mientras que su relación con Jordana, al margen del resto del mundo, sigue creciendo, a la madre de Jordana se le detectan un tumor cerebral terminal. Oliver, tratando de salvar el matrimonio de sus padres, y viendo como a Jordana le inundan las emociones, decide cortar el contacto con ella pensando que así será más fácil el calvario por el que pasando. Este gesto, aunque inocente y bienintencionado, parece cruel y egoísta por parte de Oliver, ya que las llamadas de Jordana se suceden, y el chico las evita, hasta que un día dejan de sonar







Posteriormente, la sospecha de que su madre, huyendo de la monotonía, está teniendo una aventura con Graham, lo que a su vez sume a su padre en constante depresión, y tras ver como su entra en una furgoneta con Graham, provoca que Oliver entre totalmente borracho en casa de su vecino Graham y provoque numerosos destrozos. Oliver es sorprendido por Graham, quien lo lleva a casa, donde sus madre confiesa haber estado con Graham, y sus padres le prometen que su matrimonio se arreglara, ya que lo han hablado y deciden intentarlo de nuevo.
Oliver descubre que Joana tiene un nuevo novio, y profundamente turbado por su perdida, e intenta hablar con ella, a lo que esta se niega. Un día, tras muchas semanas abatido, Oliver va a la playa donde solía ir con Jordana y se la encuentra allí y ella confiesa haber roto con su novio. La película acaba con una escena de ellos dos caminando hacia el mar, donde se entrevé complicidad entre ellos, como la de dos amigos que llevaban tiempo sin verse, por lo que el espectador supone que la relación continua, pero no se expone explícitamente, y deja un final abierto y un tanto abstracto.

Personajes principales:
Oliver Tate es el protagonista de la película y es un chico pretencioso y con poco amigos. Durante la película se enfrenta a los problemas familiares y al mismo tiempo a sus propios problemas sentimentales.

Jordana Paige es la novia de Oliver, que al principio está con Oliver por puro entretenimiento, pero poco a poco ambos se van enamorando.

Jill, la madre de Oliver es un poco maniática, pero lo hace todo con amor. El matrimonio con el padre de Oliver es monótono y aburrido, hasta que la llegada de su nuevo vecino hace cambiarlo todo.

Lloyd, el padre de Oliver, vive en una constante depresión y no se preocupa demasiado por su matrimonio.

Graham es el nuevo vecino de esta familia y, además, antiguo exnovio de la madre de Oliver. Este durará poco tiempo como vecino debido a los acontecimientos ocurridos con Jill.


Elementos:

En primer lugar en cuanto a la estructura narrativa de la historia observamos que es una narrativa no lineal. La no linealidad se entiende como la ruptura de convenciones relacionadas con los conceptos de tiempo, espacio, principio y fin.





Un ejemplo de esto es que a lo largo de la película nos va presentando a los personajes relatando gradualmente sus historias, y no de forma seguida, si no siguiendo un orden, empezando por sus padres. Además, llama también la atención el uso de flashback que consiste en una técnica que altera la secuencia cronólogica de la historia, conectando momentos distintos y trasladando la acción al pasado por medio sobre todo del recuerdo, y numerosas lipsis visuales (como cuando Oliver soñaba con Jordana en la playa y corría hacia ella, quien resultaba ser una figura extraña o lo de la llamada de teléfono al hospital), y saltos temporales.

En cuanto a la cámara, hay muchos contrapicados que es cuando la cámara se sitúa de forma que quede vista desde abajo, y esto suele representar un personaje psíquicamente fuerte, dominante o superior. A su vez nos encontramos un movimiento de la cámara llamado travelling, que consiste en el desplazamiento de esta variando la posición de su eje. Esto tiene un gran valor expresivo, de relieve y perspectiva narrativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario